Contaminación sonora

El ruido enferma y puede llegar a convertirse en una amenaza invisible. La organización Mundial de la Salud afirma que el ruido es uno de los factores ambientales que incrementa el número de enfermedades. Los sonidos muy fuertes provocan molestias que van desde la incomodidad y estrés hasta daños irreversibles en el sistema auditivo.

Por ejemplo si la personas va a un concierto de música muy ruidosa y llega a la exposición de más de 120 decibelios puede llegar a causar daños a la célula sensibles al sonido del oído interno provocando daños en la audición.

Estamos acostumbrados a generarlo y a soportarlo, por esta razón no nos damos cuenta de sus nocivas consecuencias. ¿Cómo afecta la contaminación sonora a nuestra calidad de vida? ¿Cuál es el límite recomendado como tolerable?

 

nuevotiempo.org/tiemporeal

Comente