¿Cuánto tiempo pasas con tu familia?

La familia es importante ya que entrega valores, creencias y un sentido de pertenencia e identidad, además en ella los niños aprenden a socializar, y su mundo emocional. Pasar tiempo en familia va a ayudar a que conozcas a tus hijos y que ellos te conozcan a ti, va a ayudar con la comunicación familiar, y va a crear lindos recuerdos para tu futuro.

Estas ideas te ayudarán a aprovechar y crear momentos familiares de calidad:

Agenda tu tiempo: Pasar tiempo de calidad en familia debe ser una prioridad y como tal debes incluirlo en tu calendario tal como incluyes una cita al doctor, el cumpleaños de tus padres y reuniones importantes. La verdad es que nadie tiene mucho “tiempo libre”, y si esperamos tener la agenda vacía para pasar tiempo en familia, entonces este momento no va a llegar nunca. ¡Siempre hay ropa por lavar!. Recuerda tomar este tiempo como algo importante y no cambies tu “cita familiar” a menos que sea una emergencia.

Aprovecha cada momento: No necesitas un día o una tarde completa para disfrutar a tu familia. Aprovecha pequeños momentos como los viajes en auto, cuando cocinas (pueden cocinar juntos), las subidas en elevador de un edificio y cuando estás esperando la cita al doctor. Estos pequeños momentos “perdidos” pueden ser el comienzo de una gran conversación.

Cena en familia: La Academia Americana de Pediatría publicó una investigación que revela que los hijos de familias que comparten tres o más comidas por semana tienen una dieta más saludable que los demás. Además, una investigación del Centro Nacional de Adicción y Abuso de Sustancias (CASA) de la Universidad de Columbia reveló que los jóvenes que cenan con sus familias cinco o más veces por semana son menos propensos a consumir tabaco, alcohol y marihuana. Comparte la comida y aprovecha la instancia para hablar con tus hijos sobre sus días, retos y aspiraciones.

Busca pasatiempos familiares: Busca un hobbie en el que toda la familia pueda participar, como ver los partidos de baseball del equipo de tu ciudad, aprender un deporte, ir al muro de escalada o hacer puzzles gigantes. Piensa en alguna actividad que todos puedan disfrutar y pruébala junto a tus hijos. Esto te ahorrará tiempo en planear actividades y si ya sabes que todos se entretienen con ella, el éxito está asegurado.

Disfruta el culto familiar: Con mucha razón se ha dicho que “la familia que ora junta, permanece junta”. Las familias que dedican tiempo para el culto familiar reciben grandes bendiciones no solamente en el plano espiritual sino también en el fortalecimiento de la relación entre los miembros de la familia. Ningún momento es más provechoso que aquel que la familia dedica para estar juntos con Dios  y estudiar la Biblia.

Comente