Cuatro cosas que Dios no conoce

¿Sabías que hay cosas que Dios no conoce?

Al leer el título de este artículo probablemente pienses “Pero, ¿como es eso posible si Dios es omnisciente y todo lo sabe?” Bueno, lo es… y aún así veremos que hay al menos cuatro cosas que Dios no conoce.

¡Te invitamos a descubrirlas!
1. DIOS NO CONOCE UN PECADO QUE NO ODIE.

Dios odia todo el pecado. ¿Porqué? Porque nos separa de él. (Romanos 3:23; 6:23)

Dios odia al pecado por lo que hace en nosotros y por lo que hace a nuestra relación con él. Y qué bueno que no se quedó en Su odio, sino que decidió hacer algo para vencerlo y remover sus efectos.

Coração2. DIOS NO CONOCE A UN PECADOR QUE NO AME.

El amor es una de las necesidades humanas más básicas. En nuestros días se ha usado de tal manera, que ha perdido su significado real. “Amor” es una palabra de acción. Y eso fué lo que Dios hizo. El demostró Su amor enviando a Su Hijo a morir por nosotros en una cruz. (Romanos 5:8) ¿Haría usted lo que él hizo? ¿Daría usted a su hijo para que muriera por alguien más?

No puedo pensar en nadie que lo haría. Pero Dios, en Su amor, lo hizo por todos. ¿Para qué? Para que todo aquel que en él crea, no se pierda más tenga vida eterna. Cuando Juan. 3:16 habla de perderse, está hablando de estar separado de Dios por toda la eternidad en el infierno.

Cuando habla de vida eterna, está hablando de recibir el perdón de nuestros pecados, obtener acceso directo a Dios, y tener la seguridad de que si morimos estaremos con él para siempre. Todo lo hace disponible por Su amor.

 

cruz3. DIOS NO CONOCE DE UN MEJOR PLAN DE SALVACIÓN QUE EL QUE ES OFRECIDO.
La razón por la cual este plan es tan perfecto, es porque todo lo que necesitas hacer, es aceptarlo por fe. Todos tenemos el mismo acceso. Cualquiera que cree en lo que Cristo hizo y pone su fé él, recibirá lo que más necesita. Todo por fé. Ahora, cuando el NT habla de “fé”, esta hablando de mucho más que símplemente creer que Jesucristo existió y murió en la cruz. Esto es parte, pero no es todo. La fé que Dios requiere, es una que nos lleva a reconocer que hemos pecado, y la única opción que nos dá es arrepentirnos y darle a él control de nuestra vida. Esta es la fé que salva. (Romanos 10:9-10)

4. DIOS NO CONOCE UN MEJOR MOMENTO PARA ACEPTAR SU PLAN DE SALVACIÓN QUE AHORA.
Nunca es demasiado temprano, pero cualquier momento puede ser demasiado tarde. Hay almas que darían lo que sea por tener la oportunidad que tienes hoy, de aceptar lo que Dios tiene para tí. ¿Qué necesitas hacer para aceptar el plan de salvación de Dios?

 

Reconocer tu condición de necesidad de Dios. Acercarte a Cristo en arrepentimiento y humillación.
Poner tu fé en Jesucristo como el único que te puede salvar.
Darle a Dios control de tu vida.
Hoy te invito a que si nunca has aceptado el plan de salvación.

 

 

Comente