En este momento ¿estas Desanimado?

esperanzaweb-desanimo2 En este momento ¿estas Desanimado, no tienes fuerzas para enfrentar los problemas? ¿Has pensado aún quitarte la vida? Pon Atención a esto: Usted es de gran valor para Dios. Lo dice la Biblia, Lucas 12:6-7, “¿No se venden cinco pajarillos por dos cuartos? Con todo, ni uno de ellos está olvidado delante de Dios. Pues aún los cabellos de vuestra cabeza están todos contados. No temáis, pues; más valéis vosotros que muchos pajarillos”. Dios se interesa y piensa constantemente en usted. En el Salmo 139: 17- 18 dice: “¡Cuán precioso me son, Oh Dios, tus pensamientos! ¡Cuán grande es la suma de ellos! Si los enumero, se multiplican más que la arena; despierto, y aún estoy contigo”. A usted se le ha prometido un futuro maravilloso puede leerlo en Jeremías 29: 11; “Porque yo se los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis”. Jesús le ayudará cuando sus cargas sean muy

buy cialis \ viagra online generic \ cialis and viagra online \ http://cialisonline-rxgeneric.com/ \ serendipity and viagra \ what similar to viagra

pesadas de llevar. “Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará” (Salmo 55: 22). Y en Mateo 11: 28, Jesús nos hace la siguiente invitación: “Venid a mi todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mi, que soy manso y humilde de corazón; y hallareis descanso para vuestras almas”.   Usted no es la única persona que piensa en desear la muerte. Varios hombre en la Biblia sintieron lo mismo. En Números 11: 14- 15, nos dice: “No puedo yo solo soportar a todo este pueblo, que me es pesado en demasía. Y si así lo haces tú conmigo, yo te ruego que me des muerte, si he hallado gracia en tus ojos; y que yo no vea mi mal”. También Elías tuvo momentos de dudas como lo muestra este evento de su vida que se encuentra en 1 Reyes 19: 3-4, “Viendo, pues, el peligro, se levantó y se fue para salvar su vida, y él se fue por el desierto un día de camino, y vino y se sentó debajo de un enebro, y deseando morirse, dijo: ‘Basta ya, Oh Jehová, quítame la vida, pues no soy yo mejor que mis padres”. Si siente que el desanimo, la decepción o el temor están venciendo, Dios le ayudará así lo prometió en Isaías 41:10, “No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia”. Y en Josué 1: 9 nos exhorta: “Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en donde quiera que vayas”. Dios nunca nos abandona, aunque las personas lo hagan, así dice su palabra: “Aunque mi padre y mi madre me dejen, con todo, Jehová me recogerá”. (Salmo 27:10). Podemos confiar en sus palabras, como lo dice el Salmo 9:9-10, “En ti confían los que conocen tu nombre”. Cuando estamos desesperados podemos encontrar refugio en los brazos de Dios, “Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida, y se traspasen los montes a causa de su braveza”. (Salmo 46: 1-3). Dios le ofrece paz, para su mente y su corazón. En Juan 14: 27 dice: “La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo”. Isaías 26:3, “Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado”. Juan 16: 33, “Estas cosas os he hablado para que en mi tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción, pero confiad, yo he vencido al mundo”. Con la ayuda de Dios, mantenga su corazón y su mente enfocados en pensamientos positivos como nos aconseja Filipenses 4: 8, “Por lo demás hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad”. Cuando llegue la depresión, no se desanime este sentimiento no perdura para siempre: “Porque un momento será su ira, pero su favor dura toda la vida. Por la noche durará el lloro, y a la mañana vendrá la alegría”. (Salmo 30:5). Los sentimientos de desánimo pueden ser aliviados con la meditación de la Palabra de Dios y con la confianza en la disposición divina. El Salmo 42: 6 nos dice: “Dios mío, mi alma esta abatida en mí; me acordaré, por tanto, de ti”. La oración es una clave para aliviar el alma. “Ella con amargura de alma oró a Jehová, y lloró abundantemente”. (1 Samuel 1:10). Para sentir la protección de Dios, es muy útil considerar las bendiciones de recibidas: “Alaben las misericordias de Jehová, y sus maravillas para con los hijos de los hombres. Porque sacia al alma menesterosa, y llena de bien al alma hambrienta”. (Salmo 107: 8-9). La alabanza a Dios elimina los sentimientos de desánimo, el salmista dice: tumblr_lgh5k7lBtv1qgpf5uo1_500 “Alegraos, oh justos, en Jehová; en los íntegros es hermosa la alabanza. Aclamad a Jehová con arpa; cantadle con salterio y decacordio. Cantadle cántico nuevo; hacedlo bien, tañendo con júbilo”. (Salmo 33: 1-3). El guardar la ley de Dios nos ayuda a tener paz: “Mucha paz tienen los que aman tu ley, y no hay para ellos tropiezo”. (Salmo 119: 165). Si usted se siente completamente sola en este momento, por favor recuerde que usted es de gran valor para Dios, todo el cielo esta interesado en su salvación por esto Jesús vino a dar su vida para que usted pueda disfrutar de la vida eterna. Diariamente nos reunimos en un grupo de oración, donde intercedemos por todas las personas que entran en contacto con nosotros. Esta semana estaremos orando especialmente por usted y su familia. Dios oye cada gemido. Cada oración, Él sabe de las necesidades de cada persona, por eso está verdaderamente dispuesto a ofrecernos la victoria sobre los problemas y tentaciones. Él dejó promesas que nos confortan y nos dan seguridad, sólo es necesario que confiemos en Él. “A Jehová he puesto siempre delante de Mí; porque Está a mi mano derecha, no seré movido”. Salmo 16:8 “Yo busqué a Jehová, y él me oyó, y de todos mis temores me libró”. Salmo 34:4 Si usted quisiera recibir materiales de estudio de la Biblia, estamos a su disposición para ayudarle. ¡Dios le bendiga! Atentamente, Prof. Sonia Dutra Caetano http://nuevotiempo.org/lugardepaz

Comente