La matemática de Dios

Jesús y la ley

Durante mi infancia oí hablar de Dios con una gran balanza en la mano, pesando los buenos y los malos actos que yo cometía. Pero estudiando la Biblia, comencé a percibir que la matemática de Dios es diferente. En la matemática Divina, la sangre de Cristo siempre paga mis deudas, ¡todo cambia de figura!

En el último capítulo, descubrimos que Jesús no despreció la ley, pues ella forma parte de la vida de los que e convierten. Él mismo dijo: No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas. No he venido para abrogar, sino para cumplir”. Mateo 5: 17.

Jesús sólo mostró a los hombres el lugar que la ley ocupa: El corazón (Juan 14: 15). Y, al obedecerla. Él mostró como ella debe cumplirse. Abolir los Diez Mandamientos sería permitir que las personas maten, roben, adulteren y hagan todo lo demás que la ley prohíbe. ¡Jesús jamás permitiría eso!

La mayoría de los cristianos, no admiten transgredir nueve de los Diez Mandamientos de la ley de Dios. Aunque el Decálogo no está formado sólo por nueve mandamientos, sino por diez.

El mandamiento que la mayor parte de las denominaciones cristianas no aceptan es el cuarto, que ordena guardar el sábado.

Pero si Jesús no abolió la ley, entonces, debemos hacernos algunas preguntas:

  • ¿Qué hacemos con el sábado?
  • ¿Todavía debe ser guardado?
  • ¿Para qué?
  • ¿Es válido para Dios que guardemos aunque sólo sean los otros nueve mandamientos?

.

24 horas con Dios

Todo lo que Dios hace tiene un propósito definido. En el principio, Él creó los elementos, el medio ambiente y las condiciones de vida, de forma ordenada. Cada detalle de la Creación tenía un papel definido. Entonces, Creó, Dios al hombre a su imagen”. Génesis 1: 27.

Dios formó al hombre y a la mujer. Imagine cuantas cosas Adán y Eva tenían para preguntar al Creador. ¿Cuánto tiempo les dedicaba Dios? Diariamente, cuando el sol se escondía, el Creador se encontraba con sus hijos (Génesis 3: 8).

Pero Dios deseaba más, y por eso planeó pasar un tiempo especial con el ser humano (Génesis 2: 2; Éxodo 31: 13; Ezequiel 20: 12, 20) Su deseo era invertir TIEMPO con la primera pareja PORQUE EL TIEMPO ES LA ESENCIA DE LA VIDA. EN VERDAD EL TIEMPO ES LA VIDA MISMA.

¿Quiere decirle a su hijo de cuarto años cuanto lo ama? Entonces dedíquele tiempo. Además de decirle: “Te amo”, pruebe que lo ama jugando con él y dándole cariño.

¿Quiere decirle a su esposa cuanto la ama? Dedíquele tiempo, solos los dos. No se puede entender una declaración de amor de alguien que pasa tanto tiempo fuera de casa, al punto de convertirse en un huésped.

El creador eligió dedicar lo más importante del mundo para nosotros, sus hijos: Su TIEMPO. Para Dios, el sábado no es un día como los otros, sino un tiempo especial para pasar con sus hijos. Él sabía que el hombre se olvidaría del sábado. Por eso el cuarto mandamiento, el más olvidado, es también el único que comienza con un: “ACUÉRDATE del día sábado para santificarlo”. Éxodo 20:8 (la mayúscula es nuestra).

.

¿Es sólo un olvido?

¡No! Existen algunos factores que contribuyen para que el cuarto mandamiento no sea guardado: El cambio del sábado por el domingo y la interpretación equivocada de algunos textos.

Acerca del cambio del día de guardar, el profeta Daniel afirmó que un poder político y religioso cambiaría la ley de Dios: “…intentará cambiar los tiempos y la ley”. Daniel 7: 25. Tal alteración se confirmó con las decisiones romanas tomadas a lo largo de la historia. En las palabras de Johann Eck, uno de los líderes de la iglesia del Siglo XVI, “la iglesia cambió el sábado por el domingo por su propia autoridad, y para eso… no existe Escritura”1.

Si usted compara el catecismo con los Diez Mandamientos en Éxodo 20: 1- 17, verá que el segundo mandamiento fue quitado. El cuarto que ordena la observancia del sábado, fue cambiado por “guardar el domingo y las fiestas”. Y para suplir la falta del segundo mandamiento, el Catecismo dividió el décimo en dos.

En relación a los textos mal interpretados, dos son los más usados:

  • Efesios 2: 15. Abolió la ley de los mandamientos formulados en ordenanzas”. En este texto, la ley llamada como “ordenanzas” son las leyes ceremoniales (Pascua, circuncisión, sacrificios de animales, etc.), usadas por Dios para enseñar a los israelitas la gravedad del pecado y mostrarles la necesidad de un Salvador. Lea Romanos 3: 31 y vea que el mismo escritor de Efesios, dice que la ley moral no es abolida por la fe.

“¡Pero Dios deseaba más! y por eso planeó pasar un tiempo especial con el ser humano.

  • Colosenses 2: 14 y 16: “Habiendo anulado el acta que había contra nosotros y que constaba DE ORDENANZAS… lo removió enteramente, clavándolo en la cruz… Nadie pues  os juzgue por causa de comida o bebida, o días de fiestas o luna nueva, o SÁBADOS”. “Sábado” significa “descanso”. En los siete feriados religiosos anuales (pascua, expiación, tabernáculos, etc.) las personas descansaban y, por eso, tales días también eran llamados “sábados”, aunque cayeran en cualquier otro día de la semana.

Con la muerte de Cristo, esos feriados que señalaban su sacrificio en la cruz perdieron la razón de ser. Pero, para el propio apóstol Pablo, el SÁBADO SEMANAL permanece como un memorial del Creador (Hechos 16: 13; 17:2; 18: 3, 4, 11).

10 – 1= 0

La huella digital del Creador

Dios es organizado y perfecto. Sabiendo que el ser humano estudiaría la naturaleza, eligió el número siete como símbolo de la perfección y lo dejó registrado en la naturaleza, como evidencia de que el séptimo día de la semana es su firma. Su huella digital dejada en la Creación para que pudiésemos recordarlo “para siempre” (Génesis 2? 1-3; Éxodo 31: 17.

Conozcamos ahora algunas curiosidades de la presencia del día 7 en la Creación:

  • Al crear la materia Dios usó una especie de “ladrillito” llamado átomo. ¿Sabía usted que el átomo esta formado por siete capas energéticas: k, l, m, n, o, p, q?
  • Pero el Universo no esta formado sólo por átomos, pues si así fuese, todo sería oscuridad. Como solución para esto, Dios creó la luz, (Génesis 1: 3- 5), dando al mundo claridad, calor y colores, todo perfecto. ¿Cuántos son los colores del arco iris? 7.
  • ¿Usted sabía que, mientras que Dios con su melodiosa voz, creaba el mundo, los ángeles cantaban (Job 38:4 y 7)? Detalle: ¡La escala musical se basa en siete notas!

Si Dios aboliese la observancia del séptimo día, Él estaría contradiciéndose, pues destruiría el recordatorio de su poder creador, SU IMPRESIOÓN DIGITAL (Éxodo 20: 8-11 – comparar con Apocalipsis 14: 7).

Usted puede estar pensando: “La ley es bastante lógica. ¿Pero guardar el sábado? Eso no tiene sentido, pues las cosas cambian. ¡Estamos en el Siglo XXI!”

Mientras tanto la Biblia afirma que la matemática de Dios es diferente de la matemática humana: “Porque cualquiera que guarda toda la ley pero ofende en un solo punto se ha hecho culpable de todo”. Santiago 2: 10.

Esto significa que:

  • Mientras que en la matemática humana 10-1= 9;
  • En la matemática Divina, ¡10-1= 0!

Dios ya sabía que la humanidad se olvidaría de Él como Creador y que Darwin aparecería intentando destruir las marcas de su Creación. Por eso, Él dejó en la naturaleza evidencias de su existencia (Romanos 1: 18- 23). Podemos encontrar, por todos lados, la huella digital del Creador el número 7, el sábado, el séptimo día.

Aunque los hombres hayan cambiado el día de reposo del sábado para el domingo, Dios advierte severamente a los que cambian la Biblia: “Y si alguno quita de las palabras del libro de esta profecía, Dios le quitará su parte del árbol de la vida y de la santa ciudad, de los cuales se ha escrito en este libro”. Apocalipsis 22: 19.

Al concluir podemos decir que el hecho de guardar el sábado no salva a nadie, “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios”. Efesios 2: 8. LA SALVACIÓN fue y siempre será por la GRACIA, mediante la FE. Las obras, son el resultado de haber sido salvos (Efesios 2: 10) y por eso, el Dios de la gracia quiere ser adorado en un día especial, que Él mismo determino.

Si alguien piensa que es anticuado guardar el sábado en pleno Siglo XXI, sepa que nunca fue tan actual, ni tan necesario recordar que Dios es el Creador. Dios tiene una invitación muy especial para el hombre posmoderno: ¡Temed a Dios y dadle gloria, porque ha llegado la hora de su juicio! Adorad al que hizo los cielos y la tierra y el mar y las fuentes de las aguas”. Apocalipsis 14: 7.

Dios no sólo espera que guardemos el sábado hoy, sino anuncia que aquellos que lo hagan, vivirán por la eternidad: “Sucederá que de mes en mes y de sábado en sábado vendrá todo mortal para postrarse delante de mí, ha dicho Jehová”. Isaías 66: 23.

Comente