Trabajo Escolar

Fue en el gimnasio 1 que por primera vez en la vida, escuché decir que alguien no creía que Dios creó el mundo. Nací en un hogar cristiano, pensando que todas las personas del mundo creían en Dios. Pero, en el gimnasio, un profesor llegó enseñando acerca del origen de la vida de una forma muy diferente de aquella que mi madre siempre me enseñó. Él hablaba de evolución, de un tal Darwin, de hombres de las cavernas. Al principio me enfurecí, intenté contradecirlo. Era pura inocencia pensar que podría argumentar con un profesor de experiencia. Por causa de mi “osadía”, terminé recibiendo el desprecio total del profesor. Él no había sido nada simpático conmigo, y fue el primero en mostrarme que, detrás de mi pequeño mundo, existía un universo de personas que no creen en Dios de la forma en que yo creía. Y lo más increíble es que, desde aquel momento en adelante, yo no podía imaginar que hasta yo mismo llegaría a dudar de la existencia de Dios. Conforme fui creciendo, tuve otros profesores muy preparados. Ellos presentaban tantos argumentos maravillosos para el evolucionismo que, para mi, era imposible negarlo. Estaba viviendo una crisis secreta. No conseguía creer en un Dios Creador, pero me había especializado en hacer preguntas que dejaban a mis profesores evolucionistas sin respuestas. Sin embargo, deseaba con todas mis fuerzas, creer en todo lo que mis padres me enseñaban, mi fe estaba dando sus últimos suspiros. Al final de cuentas, ¿cómo negar lo que decía la ciencia?

“Detrás de mi pequeño mundo, existía un UNIVERSO DE PERSONAS que no creían en Dios”.

Al inicio de la secundaria, incluso sin argumentos, desafié a la profesora de Historia. Ella, diferente de todos los profesores anteriores, me devolvió el desafío: Yo debía presentar un trabajo oral acerca de creacionismo, con evidencias científicas de que existía un Dios Creador. Y, aunque sufrí mucho para investigar y recolectar el material, valió la pena. Mi profesora no podía imaginar ¡cuán importante fue para mí ese trabajo! ¿Quisiera usted saber que aprendí con ese trabajo? La verdad es que no recuerdo exactamente el contenido, lo que usted va a leer a continuación, es parte de todo aquello en lo que yo creo hoy.

EL ORIGEN DE LA VIDA

La primera pregunta a realizar es: ¿Lo que el evolucionismo enseña puede ser comprobado científicamente? Mucho se sorprenden en saber que la respuesta es ¡NO! La segunda pregunta es: ¿Puede el evolucionismo probar su explicación del origen de la vida? Le hice esa pregunta a la Dra. Márcia Oliveira de Paula, bióloga, Master de Microbiología de la UFMG (Universidad Federal de Minas Gerais) y también Doctora en Microbiología de la USP (Universidad de San Pablo). Ella respondió que explicar el origen de la vida en la Tierra es una de las mayores dificultades de la teoría de la evolución. Sin embargo muchos científicos han trabajado insistentemente, y después de más de 50 años de investigaciones en esa área, las publicaciones sólo muestran como los avances de tales descubrimientos están estancados. A medida que se descubre que las células son más complejas de lo que se imaginaba, es cada vez más difícil explicar el origen, en el pasado, de los seres vivos a partir de las sustancias inorgánicas.

¿ES POSIBLE QUE UN SER UNICELULAR, UNA BACTERIA, SURGIERA POR CASUALIDAD?

Toda célula viva posee moléculas de proteína consideradas fundamentales para la vida. Un ejemplo simple y bien estudiado es la proteína citocromo C. ¿Sería posible obtener tal proteína a partir de sustancias inorgánicas, por casualidad? Cálculos cuidadosos realizados por Hubert Yockey (1992) demostraron que una molécula de citocromo C funcional, podía obtenerse solamente 2 en 1075 tentativas. Si fuese aceptada la estimativa optimista de Sagan de 1044 aminoácidos presentes en su “sopa primordial” y si pudiésemos simultáneamente adicionar un nuevo aminoácido a cada una de las 1044 cadena de formación, uno por segundo, prosiguiendo solamente hasta tener una falla, serían necesarios por lo menos 1023 años para tener la posibilidad de un 95% de obtener una molécula funcional de citocromo C en este sistema. Esto es diez trillones de veces más que la edad que generalmente es aceptable para el Universo. 2 Pero hagamos de cuenta que esa tremenda coincidencia haya sucedido, incluso con esos números absurdamente improbables. Ahora, vea lo que el científico ateo y evolucionista Carl Sagan declaró: “En ciencia, si un fenómeno no se repite, él no puede ser confirmado. 3

Sopa primordial

1aminoácido por segundo

1075 tentativas

95% de posibilidades de obtener una molécula de citocromo C después de 1023 años

Bacteria

Así, ¿cómo creer en la teoría evolucionista del surgimiento de la vida, si nunca fue documentado otro “Big Banb”? Mientras el hombre intenta sacar a Dios de la escena de la creación, Dios pregunta al hombre: “¿Dónde estabas tú cuando yo fundaba la tierra… y puse límites al mar”. Job 38: 4- 10. Lo qué sucede con la teoría de la evolución de las especies puede ser resumido en la palabra de otro evolucionista, conocido como “buldogue de Darwin”, llamado Thomas Huxley, que dice: “Primero es absurdo; después puede ser; y finalmente siempre sabremos de eso”. Si repetimos una mentira muchas veces, ella puede pasar a ser considerada una verdad, aunque no lo sea.

¿CIENCIA Y DIOS COMBINAN?

¿Usted ya se sintió como un loco, ignorante, cuando pensó en creer en un Dios creador, con una mente superior que planeó todo? Entonces preste atención a esta lista de 20 personalidades, entre ellos científicos que tenían una fe creacionista, o sea que creían que Dios es nuestro Creador: 4

  1. Leonardo DA VINCI
  2. Nicolás COPÉRNICO
  3. Galileo GALILEI
  4. Johannes KEPLER
  5. Robert BOYLE
  6. Isaac NEWTON
  7. Gottfried Wihelm LIEBNITZ
  8. Bartolomeu de GUSMÃO
  9. María Gaetana AGNESI
  10. Caroline herschel
  11. Geoges CUVIER
  12. María MITCHELL
  13. Gregor MENDEL
  14. Louis PASTEUR
  15. William RAMSAY
  16. George Washington CARVER
  17. Carlos CHAGAS HIJO
  18. Wernher VON BRAUN

Si, la ciencia tiene padres cristianos, o, ella es compatible con la creencia en un Dios; o, los listados arriba estaban locos. Si la última alternativa estuviese correcta, ellos no serían aceptados como científicos. Siempre hubieron hombres como los tres astronautas de la Apollo 8, los cuales en 1968, cuando estaban circundando el lado oscuro de la Luna, al ver nuestro hermoso planeta azul nacer en el horizonte lunar, declararon al unísono, mientras los medios de comunicación de nuestro planeta retransmitían: “En el principio creó Dios los cielos y la tierra”. Génesis 1: 1. Alguien puede decir: “La ciencia de esa época estaba atrasada”. Entonces usted se sorprenderá al ver la investigación realizada recientemente por la revista ‘Perspective Digest’. 5 El resultado mostró que, durante los últimos 80 años, el porcentaje de científicos que creen en Dios continúa siendo el mismo. O sea, 40% de ellos creen en Dios, 45% no creen en Dios y 5% no responde. ¿Por qué será que, pasados 80 años en los cuales la ciencia se desarrolló tanto, la creencia que los científicos tienen acerca de Dios, no ha cambiado? Es lógico que es porque hay evidencias científicas de la existencia de un Creador. Albert Einstein ya hablaba que “la ciencia sin religión es manca, y la religión sin ciencia es ciega”. Es ilógico mirar un sistema de complejidad ineludible como por ejemplo el ojo, y no esperar que alguien lo haya planeado. 6 “Además, el tema del origen del

Zur Farfalle Händen viagra und cialis gleichzeitig sind merke kamagra oral jelly wirkungszeit dass die dargestellten viagra ohne rezept lastschrift die bei. Post viagra wann wirkt es Läuft Textbeiträge Wenn cialis 10 mg erfahrungsberichte aufgetragen. Auch einzelnen wie abgeneigt… Manche sicher.

ojo, no es un tópico favorito de discusión por parte de los evolucionistas”. 7 Darwin confesó su desesperación en una carta que escribió a Asa Grey, el 3 de abril de 1860, que dice: “SÓLO DE PENSAR EN EL OJO, TENGO ESCALOFRÍOS”. Pero los evolucionistas escapan de discutir temas que los colocan en extrema desventaja. Dicen que probar científicamente que Dios existe es una tontería. Pero sería una tontería hablar que la ciencia tiene parámetros para afirmar que Dios no existe. Por eso, eleven su ojos y miren a las alturas, ¿Quién creó todo eso? “Pregunten, a los animales, y ellos les enseñarán, o a las aves del cielo, y ellas les contarán, hable con la tierra, y ella le instruirá, deje que los peces del mar le informen. ¿Quién de todos ellos ignora que la mano del SEÑOR hizo todo esto?” Isaías 40: 26; Job 12: 7-9 (la mayúscula es nuestra). Alguien fuera del Universo estaba pensando en nosotros. Usted no es fruto de la casualidad, usted es la realización del sueño del gran Creador. “Yo te alabo porque me hiciste de modo especial y admirable. ¡Tus obras son maravillosas! Digo esto con convicción”. Salmo 139: 14. @ Para mayor información acerca del tema, ingrese a: www.bibliaonline.org 1 Lo que es hoy, Enseñanza fundamental 2 Márcia O. Paula. Origen de la vida. Mensaje recibido por valdeci.junior@novotempo.org.br s/d 3 Sagan, Carl. La vida fuera de la Tierra. Veja, Ed. Abril, 27/03/96. pág. 89. 4 Silva, Rodrigo P. Ellos creían en Dios. Casa Publicadora Brasilera, Tatuí, SP, 2002. 5 Inteligent Design, Perspective Digest, vol. 6, No. 3, 2001. 6 Behe, Michael J. La Caja Negra de Darwin. Ed. Jorge Zahar. 7 Grasse, Pierre P. Evolution of Living Organisms: Evidence for a New Theory of Transformation, New York, San Francisco and London, Ed. Academic Press, pág. 105. Si usted desea estudiar más acerca del creacionismo, adquirir libros o DVDs, ingrese en los sigueintes sitios: Está escrito – www.estaescrito.org.br (tel. (12) 2127- 3121) Sociedad Creacionista Brasilera – www.scb.org.br Casa Publicadora Brasilera – www.cpb.com.br

Comente