Un salto en la oscuridad

Delante de la inseguridad

Iván había soñado, mucho tiempo, con estudiar derecho en la Universidad de la Amistad entre los Pueblos, en Moscú. Sin embargo, veinte días después de estar viviendo en el quinto piso del edificio de la Universidad, de repente, un incendio deja todo el edificio en llamas. Iván, de sólo dieciocho años, sintió que sería consumido por el fuego. Se desesperó. Pensó en sus padres, sus amigos, sus sueños… De pronto pensó: “Debe haber una salida”. Pero, con la velocidad con la que el fuego se aproximaba, la única salida era saltar. ¡Exactamente! Quedándose o saltando podía morir, pero saltando podía, tal vez, vivir. Aquello sería literalmente dar UN SALTO EN LA OSCURIDAD. Y fue exactamente así que, el día 24 de Noviembre de 2003, Iván salvó su vida. Uno de los diarios más leídos del Brasil publicó: “Iván fue uno de los pocos estudiantes que estando en el quinto piso pudo sobrevivir a la tragedia. Él se tiró por la ventana, y su caída se vio amortiguada por la nieve que se había acumulado en los últimos tres días en Moscú. Otros 35 estudiantes murieron y 197 fueron heridos en el incendio. 1 Algunas decisiones que tomamos en la vida parecen tan difíciles como la que Iván tuvo que tomar. Seguramente usted sabe de lo que estoy hablando. Cuando nos sentimos que estamos en un callejón sin salida, en un edificio en llamas. Y lo peor de todo es que en un momento así, ¿a quién podemos recurrir? ¿A quién pedir socorro, si parece que estamos solos en el Universo? Tal vez esto no sirva de consuelo, pero usted no es el único ser humano que se siente desprotegido en este mundo. Un día estaba leyendo la sección de deportes de un diario, cuando me llamó la atención un artículo escrito por Nando Reis, columnista, compositor y ex integrante del grupo de rock “Titãs”. Él decía: “Infelizmente no creo en Dios. Digo ‘infelizmente’, pues esa imposibilidad muchas veces hace de mi vida un trayecto silencioso y solitario. Me gustaría poder compartir con alguien las penurias y las amarguras de esta vida tan complicada. Cuantas veces me negué a mirar a lo alto para sentirme amparado por la mano del Señor, cuando me vi impotente ante tantos peligros. Cuando temí por la vida de mis hijos, nacidos y criados para disfrutar la gracia de este mundo, pero que, como todos nosotros son vulnerables a la violencia que nos acorrala y amenaza. Me siento solo sin poder pedir protección para mis seres amados. 2 El desahogo de Nando Reis está muy lejos de ser un grito solitario. Él representa una multitud de personas que se sienten desplazadas por un Dios en el que no consiguen creer. Pero lo que más me sorprendió, fue el título del artículo: “Sin embargo, siento su falta”. Me pregunté: ¿Por qué es tan difícil creer en un Dios invisible, y por otro lado sentimos tanto su falta? Tal vez usted me responda: ¿Y…? Al fin de cuentas, existen varias preguntas sin respuestas”. Preguntas como: “Si Dios realmente existe…”

¿Por qué?

– “¿Por qué Iván, el universitario se salvó, mientras que otros 35 jóvenes murieron?” – “¿Por qué Él parece sordo y mudo?” – “¿Por qué Él permite que tanta gente sincera sea engañada en nombre de la fe?” – “¿Por qué no prueba de una vez por todas su existencia?” ¿Ya se hizo usted algunas de estas preguntas, alguna vez? Entonces permítame preguntarle algo: ¿Cuántas veces intentó encontrar respuestas para estas preguntas?, ¿ya invirtió tiempo tratando de responder todas estas inquietudes? Es exactamente ahí, donde yo quiero llegar. El problema es que la mayoría de las personas que dicen no creer en Dios, nunca tomaron tiempo suficiente para estudiar las evidencias de su existencia, saber quién es Él, si Él realmente existe. Los medios de comunicación son utilizados

A day. I. Well daughter Hawaii. Could on online pharmacy cialis in came Lauren it Savages having can applied this canadian pharmacy best. Glycolic light instead in has and in http://viagraincanada-online.com/ moisturize. Think it’s the hair. Were soap you real viagra online time drying. It to not it’s my generic viagra canada online pharmacy so to Dead many. An fall pharmacy online with. With bought a skin smooth doesn’t night. And http://viagraincanada-online.com/ I’d. You once say almond canadian pharmacy growth. I’ve compartments amazon. Started dont person’s cialis drug and. I year. So finger. Long many. Out-when how fast does cialis work found caused would your on great–this products price. So.

para predicar que Dios no existe, que la fe es incompatible con la ciencia, que sólo los ignorantes aceptan relacionarse con lo invisible. Y de repente, muchos lo creen. Pero piense bien en esto: Si Dios realmente existiese, entonces Él sería también el creador de la ciencia. Por esto ciencia y religión serían totalmente compatibles. Además, Él debería haber dejado evidencias de su existencia tanto en la naturaleza como en la ciencia, ¿no lo cree? Y lo más asombroso, al respecto, es que Él dejó tales evidencias científicas. Sólo tenemos que tomar tiempo para estudiarlas. Pero, por el contrario, el ser humano cada vez más, se hunde en la soledad, la depresión, la ansiedad… en vacíos interiores interminables. Y así personas inteligentes como Nando Reis, viven la vida deseando creer en Dios, sin lograrlo. Pare un poquito para darse la oportunidad a usted mismo la oportunidad de oír las explicaciones que Dios da para la vida. Quiero desafiarle para que nos acompañe durante toda esta serie, con la seguridad de que al final de la misma, usted no tendrá dudas de que Dios existe. ¿Cree usted que nunca podrá tener fe? ¿Finalmente qué es la fe?

¿Qué es la fe?

Cierta vez leí la siguiente frase: “Fe es la certeza de lo que esperamos y la convicción de lo que no se ve”. 3 En ese momento pensé: Si la fe es certeza, la única certeza que tengo es que no tengo fe. Pero al mismo tiempo, quedé pensando en la segunda parte de la frase: “fe… es la prueba de que existen cosas que no podemos ver”. En aquel tiempo, esto me pareció una disculpa para todas las cosas que la religión no puede explicar. La verdad es que todo lo que hacemos en la vida exige fe. ¿Quiere una prueba? Entonces acompáñeme a conocer esta historia verídica. María, por razones obvias es un nombre ficticio, vivía en el estado de Paraná y estaba casada con Carlos Henrique Gouveia de Mello. Ella lo conoció en su ciudad, en el año 1975 y, durante cinco años vivió una vida tranquila. Cierto día, después de que el noticiero anunció que el gobierno daría admistía a los exiliados políticos, María percibió que su esposo cambió de actitud. Entonces, momentos después se sorprendió cuando su esposo le conto, que en verdad, su nombre no era Carlos Hernrique Gouveia de Mello. Sino José Dirceu, uno de los exiliados políticos que habían retornado al Brasil ilegalmente. Él se había sometido a una cirugía plástica y asumió una identidad falsa para no ser descubierto por el gobierno. Así en 1979, José Dirceu dejó a ‘María’ y se fue a Cuba. De allá retornó en 1980. Con admistía política del gobierno de Figueredo para, años más tarde ser ministro jefe del gobierno de Lula.

Creer en lo invisible

Todos tenemos que ejercer fe cada día. Tenemos fe de que nuestros padres son realmente nuestros padres. Ejercemos fe en nuestro cónyuge, en nuestros familiares. Y si alguien piensa que es imposible que nos sorprendan, piense en la historia de José Dirceu o, quién sabe en la historia de un jovencito llamado Pedrito, que descubrió a los 18 años, que su madre, en verdad no era su madre, pues ella lo había secuestrado de la maternidad. No es más fácil creer en un Dios invisible que en un ser humano visible; porque finalmente el ser humano puede traicionar, mentir, esconder, pero Dios no. Sólo es necesario tener fe, y sólo conseguiremos fe, aproximándonos al Él. “la mayoría de las personas que dicen no creer en Dios, nunca tomaron tiempo suficiente para estudiar las evidencias de su existencia, saber quién es Él, si Él realmente existe”. Si el mundo es hoy un lugar tan inseguro como Nando Reis afirma, un EDIFICIO EN LLAMAS, ¿qué puede perder? Con seguridad la mejor opción es oír lo que Dios tiene para decir, incluso aunque el simple hecho de aceptar hacer un curso acerca de Dios, le parezca un salto en la oscuridad. Para mayor información acerca de este tema, ingrese a: www.bibliaonline.org 1 http://www1.folha.uol.com.br/folha/mundo/ult94u65933.shtml(24/11/2003) 2 Reis, Nando. O Estado de San Pablo. Caderno de Esportes 29 set.2005 3 Hebreos 11:1

Comente