Hay algo más que necesitamos decir de Laura y sobre por qué había decidido permanecer soltera e invertir todas sus fuerzas en su carrera: ella no confiaba en los hombres. No solo por la experiencia negativa que tuvo con su padre en la infancia, y perder así aquello que debería haber sido su referente de masculinidad, sino también porque conoció a hombres indignos de su confianza. Laura sabe que la mayoría de los hombres están involucrados en algún tipo de pornografía. ¿Cómo podría relacionarse con un hombre que posiblemente estaría comparando sus formas con las idealizadas de las actrices? Ella no podía aceptar como esposo a alguien en cuyo corazón hubiese una mancha de sexo pervertido.

Los “amigos” de Pablo trataron de convencerlo de que les haría bien, a él y a su matrimonio, ver algunos “videos XXX”. Sin embargo, él sabía lo que estaba produciendo el enfriamiento de su relación matrimonial. No era la falta de erotismo, ni de “pimienta”, sino de amor, comunión y diálogo, las cosas que la cotidianidad estresante le estaban robando. Por otra parte, ¿cómo podría ver pornografía y luego mirar a los ojos puros de sus dos hijos pequeños, en especial a la niña, a quien le gustaba escribir cartitas de amor? Un día su niña crecería, y él jamás podría concebir la idea de que ella fuera tratada como un objeto sexual delante de una cámara, para deleite de una audiencia con ojos sucios y mentes corruptas. Afortunadamente, Pablo fue uno de los hombres que buscó evitar el contenido pornográfico en el cual está sumido el mundo.

El problema es aún más grave si nos damos cuenta de que los niños tienen cada vez más fácil acceso a la pornografía. Las palabras “sexo” y “porno” están entre las diez más buscadas por ellos en Internet.1

Por esta y otras razones, es necesario hablar con los niños acerca de las ventajas y desventajas de Internet, así como sobre los peligros de la navegación sin criterios. Gregory Smith, vicepresidente y director de información del Departamento de TI en la World Wildlife Fund, dice que dejar al niño delante de un ordenador con acceso a Internet sin ningún tipo de supervisión es lo mismo que ponerlo en medio de una esquina de intenso tránsito y no ver lo que sucede.

 

EFECTOS DEL CONSUMO DE PORNOGRAFÍA

Una encuesta realizada por la Universidad de Padua,2 Italia, encontró que el 70% de los hombres jóvenes que consultaban a un neurólogo por tener un mal desempeño sexual admitió el consumo frecuente de pornografía en Internet. Otros estudios de comportamiento sugieren que la pérdida de la libido se debe a que estos grandes consumidores de pornografía están ahogando la respuesta natural, al placer, del cerebro.3 Cuando reemplazan los límites naturales de la libido por una estimulación intensa, terminan perjudicando la respuesta a la dopamina. Este neurotransmisor está detrás del deseo, la motivación y los vicios. Si el placer está fuertemente ligado a la pornografía, el sexo real parece no ofrecer mucha recompensa. Esta sería la causa de la falta de deseo de muchos hombres.4

En el libro, Wired for Intimacy…, William Struthers, de la Universidad de Wheaton, utiliza la neurociencia para explicar por qué la pornografía es tan adictiva para la mente masculina. El tema central es la intimidad: los hombres buscan todo, desde pornografía hasta prostitutas, para satisfacer sus necesidades emocionales más profundas. “Ellos están direccionados para buscar intimidad sexual”, dice.5

De acuerdo con Struthers, ver imágenes pornográficas crea nuevos patrones de conexiones neuronales, y el hábito fortalece estos enlaces. En este punto, la comparación con los efectos adictivos del uso de drogas se vuelve inevitable: “La tolerancia ocurre cuando, como resultado de la exposición a una sustancia, el cuerpo se ajusta para que la siguiente exposición a los mismos niveles de sustancias den como resultado un efecto menor. Si tomo la misma dosis de la droga una vez y otra vez, y mi cuerpo comienza a tolerarla, tengo que tomar una dosis mayor de la droga para que ella tenga el mismo efecto que cuando la dosis era más baja la primera vez”. Por tanto, la adicción al sexo “actúa como una polidroga, entregando una excitación emocional y sensorial, energizando la sexualidad masculina”.6

 

CÓMO IDENTIFICAR LA ADICCIÓN SEXUAL

Si nota en usted mismo, en su cónyuge o en un amigo o familiar dos, tres o más de los siguientes comportamientos puede estar frente a un caso de adicción sexual. Debe hablar con la persona con calma, sin acusaciones y con disposición a ayudar:

1. Insiste en estar delante de la computadora o la televisión cuando no hay nadie en casa o todos duermen.
2. Mantiene un maletín, una mochila, un cajón o un armario con llave, y nadie de la familia o del trabajo puede tener acceso.
3. Mira prolongadamente a las personas del sexo opuesto cuando pasa al lado de ellas.
4. Recibe deudas con tarjetas de crédito que no puede explicar.
5. Llega muy tarde al trabajo o se ausenta más de lo necesario, lo cual justifica con razones de viaje o profesionales.
6. Si está en Internet y alguien se acerca, cambia de pantalla rápidamente.
7. No tiene sexo con el cónyuge o desea hacerlo de maneras extravagantes.
8. Demuestra estar emocionalmente distante de su cónyuge.
9. Parece estar ausente y distraído, incluso en los momentos más íntimos.
10. Demuestra cambio en el estado de ánimo, y manifiesta un comportamiento brusco y amenazador.

 

CÓMO SUPERAR LA ADICCIÓN AL SEXO

El proceso psicológico es similar a cualquier otra adicción. Muchos consejos para la dependencia química también se aplican a la adicción al sexo:

1. El primer paso es admitir el problema y mostrar voluntad para corregir ese comportamiento.
2. Buscar el apoyo de otra persona. La mejor persona es el cónyuge del adicto (bajo la guía de un experto). Si esto no es posible, entonces puede ser un amigo o un pariente cercano.
3. Siempre estar bajo vigilancia (no estar solo por mucho tiempo; continuar con las actividades previstas).
4. Sobriedad sexual absoluta: relaciones sexuales solo con su cónyuge.
5. Hacer uso de mecanismos de apoyo estructurados: bloquear ciertos ambientes de Internet y limitar el acceso.
6. Plan de actividades recreativas, preferiblemente al aire libre y en lugares diferentes de lo habitual.
7. La tendencia puede remontarse a los abusos sexuales en la infancia o a una infancia problemática. En este caso, el plan de rehabilitación debe ir acompañado de la psicoterapia formal, con el fin de ahondar en los asuntos del pasado y eliminar los conflictos.
8. Para la persona que apoyará: sea compasiva y trate al adicto como una persona enferma, que necesita recuperarse. Él debe aceptar su responsabilidad. Una vez aceptado y aplicado, no debe ser reprochado o criticado excesivamente por su comportamiento inaceptable. Él necesita comprensión, simpatía y apoyo.

 

EL VICIO DEL CIGARRILLO


Foto: pixabay.com | por Free-Photos

El consumo de cigarrillos ha disminuido en muchos países, pero en otros está aumentando. El cigarrillo todavía tiene mucha popularidad entre los jóvenes. La nicotina posee un alto poder para viciar y es una barrera para abandonar el hábito. Si desea dejar de fumar, siga estos pasos:

1. Examine sus hábitos. Hay en su vida una multitud de lazos invisibles que se unen a los objetos y las situaciones, los cuales estimulan el fumar. Revise esas circunstancias y evítelas, o prepárese para resistirlas: la hora de dormir, al despertar, al tomar el desayuno, una reunión con amigos, mientras se está sentado en su silla favorita, al estar solo en alguna parte, al final de una comida, etc. Huya de esas situaciones.

2. Busque nuevos entornos. Cambie sus horarios, reuniones y lugares habituales. Haga actividades al aire libre y en ambientes saludables que relajen.

3. Incluya a sus amigos y a familiares. Dígales que decidió dejar de fumar. Seguramente lo van a apoyar. Si es posible, únase a alguien que también quiere dejar de fumar, y cuando estén juntos ambos se darán y recibirán aliento.

4. Tenga cuidado con la dieta. La desintoxicación debe ir acompañada de muchas frutas y verduras. Beba mucha agua y jugos de cítricos. Esto ayudará a eliminar la nicotina y a desear cada vez menos los cigarrillos.

5. Haga ejercicios físicos. El ejercicio hará que se relaje del estrés de la desintoxicación y le dará un buen estado de ánimo.

6. Prémiese. Establezca recompensas para el ciclo de unos días de victoria: vaya a un lugar especial o compre una prenda de vestir con lo que ahorró en cigarrillos.

7. Busque apoyo en la dimensión espiritual. Muchos adictos desprecian este medio y no obtienen éxito. Experimente orar a Dios como si estuviese hablando con un amigo y pídale fuerzas para superar la adicción.

 

LA CAFEÍNA PELIGROSA


Foto: pixabay.com | por Couleur

Muchos piensan que la cafeína está lejos de ser una droga, pero el manual de psiquiatría DSM-5 especifica que hay intoxicación por cafeína cuando una persona ingiere 250 miligramos o más en un solo día (por ejemplo: por encima de dos a tres tazas de café filtrado). Con un alto consumo en alza, las llamadas “bebidas energéticas” tienen más cafeína que el café.7 Los efectos de este consumo de sustancias son: agitación, nerviosismo, insomnio, diuresis, afluencia de sangre a las mejillas, agarrotamiento muscular, problemas digestivos, dificultad para pensar y hablar, taquicardia y agitación psicomotora.8

Los siguientes productos contienen cantidades variables de cafeína:

Taza de café instantáneo (237 ml) 27 a 173 mg
Energéticos (248 ml) 75 a 80 mg
Café expreso (30 ml) 47 a 75 mg
Taza de té negro (237 ml) 14 a 70 mg
Colas (355 ml) 23 a 47 mg
Barra de chocolate (20 g) 12 a 40 mg

“El contenido de cafeína en el café, el té, los refrescos y otras bebidas”, Clínica Mayo: http://www.mayoclinic.org/healthy-lifestyle/nutrition-and-healthy-eating/in-depth/caffeine/art-20049372. Consultado el 19/02/2017.

 

CÍRCULO VICIOSO

La felicidad también ha sido definida como la ausencia total de vicios. Y no nos referimos solo a las adicciones a drogas “pesadas” o “ilegales”, el sexo compulsivo, los juegos de azar, los videojuegos y las conexiones a Internet. Hay sustancias comunes que también son adictivas como el alcohol, los cigarrillos y el café. Estas sustancias se llaman psicoactivas, porque afectan la función mental. Incluso hay adictos a los artículos cotidianos sobre dieta, medicación y ejercicio.

El círculo vicioso de las drogas es muy peligroso, ya sean legales o ilegales, con productos químicos o no, pues causan daños a la salud. Todas las adicciones se apropian de la libertad de quienes las padecen. Además, provocan un riesgo muy grave:

Dependencia – Las drogas o las dependencias químicas crean el deseo de reincidir en su uso. Y, cuanto más se satisface ese deseo, más grande se vuelve.

Tolerancia – El usuario de la droga necesita dosis cada vez mayores para lograr efectos similares a los anteriores.

Síndrome de abstinencia – Puede ser psicológico: una incomodidad extrema al no poder acceder a la droga o realizar el comportamiento deseado. También puede ser físico, porque el organismo está acostumbrado a la sustancia y no recibe la dosis. Los síntomas de la abstinencia son: insomnio, inquietud, palpitaciones, sudoración, náuseas, vómitos, etc.

Efecto sobre el cerebro (los adictos químicos) – Los fármacos atacan el sistema nervioso central. Cuando este tipo de sustancia llega al cerebro, varias funciones vitales se alteran, y la persona se vuelve incapaz de realizar actividades mentales simples. Cuando se prolonga el consumo, puede producirse un daño irreversible.

Los tres primeros riesgos no están relacionados únicamente con las adicciones químicas, sino también con la conducta. El adicto a la pornografía, por ejemplo, sienten un fuerte deseo de repetir el acto. Después de un cierto tiempo, utilizar imágenes no le resulta suficiente, y necesita imágenes más fuertes u obscenas. La carencia o falta de disponibilidad de las imágenes producen la gran preocupación adictiva o frustración.

 

CÓMO PREVENIR LOS VICIOS

La mayoría de las adicciones, especialmente por sustancias, tiene su inicio en la fase juvenil y la adolescencia. Por lo tanto, los esfuerzos de prevención deben centrarse en esta franja etaria. Desde los primeros años en la escuela, los niños deben ser instruidos acerca de las drogas y sus riesgos. Los programas escolares deben tener espacio para conferencias y seminarios con personas relevantes (ex adictos, médicos, abogados, psicólogos, policías, trabajadores sociales, etc.).

Como principio, todas las escuelas y otras instituciones educativas deberían ser declaradas áreas libres de drogas, y adoptar medidas para evitar que se conviertan en centros de tráfico y de iniciación a la droga.

Los padres de los niños y los jóvenes también tienen la responsabilidad de prevenir. Ellos deben hablar sobre el problema, adoptando las siguientes estrategias:

• Tener una posición firme y coherente con respecto a las drogas y las adicciones. • Construir una autoestima saludable en los niños.
• Mantener un hogar seguro y estable.
• Demostrar flexibilidad en las opiniones y prácticas, pero con límites decididos.
• Dar ejemplo impecable en relación con las adicciones.

Las autoridades también tienen un papel importante en la educación contra el vicio y para la salud en general: programas atractivos y sugerentes, uso de precauciones legales (por ejemplo, etiquetas indispensables sobre las bebidas alcohólicas y cigarrillos), regulaciones que rijan la venta y distribución, etc. Es extremadamente importante eliminar el tráfico de drogas en las escuelas, las instituciones, y lugares frecuentados por niños y jóvenes.

En cuanto a los otros vicios (el trabajo, el sexo, los juegos de azar), pueden sobrevenir en la edad adulta. Es esencial recordar que, tanto en estos vicios como en las dependencias químicas, a menudo se añade el problema de un marco de ansiedad. Por esta razón, una manera de prevenir la adicción a un vicio es evitar o vencer la ansiedad.

 

CÓMO SUPERAR LOS VICIOS


Foto: pixabay.com | por Alexas_Fotos

Se ha demostrado que no puede abandonarse los vicios de forma individual. El adicto necesita apoyo social, profesional y espiritual. Por lo tanto, los consejos que aquí se presentan se dirigen especialmente a la familia o al sistema de apoyo al adicto:

• Si ya hicieron muchos intentos sin éxito para dejar el vicio, deben insistir con el adicto en buscar un centro de rehabilitación.

• Apoyen el plan establecido por el centro o profesional calificado. Confíen en el tratamiento y animen a la persona adicta (hijo, cónyuge, amigo, etc.) a hacerlo.

• Eviten la sobreprotección. Es una gran tentación proteger a las personas que amamos, pero en estas circunstancias es necesario mantener firmeza en relación con el tratamiento.

• Premien sus victorias, porque el adicto necesita refuerzos externos para alcanzar nuevas metas. Puede ser comida, películas, paseos, juegos, libros, visitas, etc., siempre de acuerdo con la preferencia y las circunstancias.

• Preparen un entorno tranquilo, saludable y adecuado, y busquen por todos los medios mantener al adicto a distancia de los espacios facilitadores de la adicción (lugares, personas, objetos, etc.), ya que los estímulos lo pueden llevar a una recaída.

Los grupos de apoyo han demostrado ser excelentes métodos de superación. Por ejemplo, Alcohólicos Anónimos (AA), Narcóticos Anónimos (NA), Jugadores Anónimos (JA) y Dependientes de Amor o Sexo Anónimos (DASA) han logrado una gran tasa de éxito entre sus participantes. Los adictos unidos a otros que sufren el mismo problema luchan con mayor persistencia.

Hay que reconocer que el campo de la adicción es tan grande que solo con la ayuda del poder divino muchos pueden alcanzar la victoria. El éxito de Alcohólicos Anónimos (AA) se debe en parte al apoyo humano, demostrado por la experiencia de ex adictos, y al apoyo de Dios, que es aceptado por quienes con fe están dispuestos a recibirlo.

Después de lograr la victoria, la lucha no termina, porque el riesgo de recaída es muy alto. Por lo tanto, es importante planificar cuidadosamente la vuelta a la normalidad, teniendo en cuenta lo siguiente:

Empleo – El rehabilitado necesita un nuevo puesto de trabajo, con nuevos compañeros y con la firme intención de adaptarse.

Entorno social – El rehabilitado también necesita, durante mucho tiempo, alguien que continúe observando con cuidado y firmeza su entorno. Debe relacionarse con personas que saben disfrutar de la vida sin el uso de productos químicos u otras adicciones, con sencillez y naturalidad.

Ocio – El tiempo libre es el más peligroso para la recaída y debe planificarse cuidadosamente, incluyendo el ejercicio físico, las actividades al aire libre, los deportes, etc., y siempre evitando bares, salas de juegos y otros entornos en los cuales pueda ser estimulada la voluntad.

Vida espiritual – El componente espiritual es también fundamental para la reintegración. La vida de vicios debe pertenecer al pasado, y uno tiene que empezar una nueva vida. La culpa, que es común en los ex adictos, encuentra perdón en un Padre amante. Y, en cuanto al futuro, Dios promete protección y apoyo continuos.

Una maravillosa promesa de Dios a aquellos que luchan con la adicción es la siguiente: “No temas, que estoy contigo; no te angusties, que soy tu Dios. Te doy fuerza y voy a ayudarte, te sostiene mi diestra salvadora” (Isaías 41:10).

 

CODEPENDENCIA

En la intención de proporcionar asistencia a los adictos a las drogas, algunos comienzan por un camino peligroso: la relación de mutua dependencia. Este problema es común en la familia del adicto. Aunque con buenas intenciones, su ser querido (madre, padre o hermano) termina luchando por el camino equivocado en favor del adicto. Demuestra amor ciego, cediendo a sus insistentes peticiones. Utiliza la mayor parte de su tiempo, esfuerzo y energía emocional, pero termina siendo un obstáculo en la recuperación. Es esencial buscar ayuda profesional para poner fin a este efecto secundario peligroso.

 

LOS DOCE PASOS

Inicialmente creado por Alcohólicos Anónimos, estos principios también son utilizados con éxito por los que procuran abandonar (o ya han dejado) los juegos de azar, la gula o el sexo compulsivo:

1. Admitimos que no tenemos fuerza para superar nuestras adicciones.

2. Creemos que hay un Poder superior a nosotros capaz de restaurar nuestra salud.

3. Decidimos someter nuestra voluntad y nuestra vida al cuidado de Dios, de acuerdo con el conocimiento que cada uno tiene de él.

4. Hacemos un inventario moral de nuestra vida, sin miedo y con la debida introspección.

5. Admitimos ante Dios, ante nosotros mismos y ante cualquier ser humano que somos de la misma naturaleza que nuestras malas acciones.

6. Estamos enteramente dispuestos a dejar que Dios elimine todos nuestros defectos de carácter.

7. Humildemente pedimos que Dios elimine nuestros errores.

8. Hacemos una lista de todas las personas a quienes hemos causado algún daño y estamos dispuestos a corregir el mal practicado.

9. Corregimos el mal realizado en todos los casos posibles, excepto aquellos en los que sea perjudicial para esas u otras personas.

10. Continuamos haciendo un inventario personal, y ante un error lo reconocemos inmediatamente.

11. Hicimos el compromiso de orar y meditar para mejorar nuestro contacto con Dios, de la forma en que cada uno conoce a Dios. Nuestra oración es solo para conocer su voluntad y obtener la fuerza necesaria para practicarla.

12. Habiendo llegado a un despertar espiritual como resultado de estos pasos, tenemos la intención de llevar este mensaje a otros adictos y de practicar estos principios en todos los aspectos de nuestra vida.

Los grupos de apoyo han logrado un gran éxito durante décadas. Los principales fundamentos son: confianza en un Dios de amor como la principal autoridad y fuente de poder; sobriedad total como meta; compromiso de ayudar a personas que quieren dejar sus adicciones; y acuerdos de confidencialidad entre los participantes.

 

1“Kids’ Top Searches Include ‘porn’ ” [A la cabeza de las búsquedas (en Internet) de los niños incluye “pornografía”], BBC News online: http://news.bbc.co.uk/2/hi/technology/8197143.stm. Consultado el 9/2/2017.

2 “Italian Men Suffer ‘Sexual Anorexia’ after Internet Porn Use” [Los hombres italianos sufren de “anorexia sexual” después de consumir pornografía en Internet], Ansa: http://www.ansa.it/web/notizie/rubriche/english/2011/02/24/visualizza_new.html_1583160579.html. Consultado el 19/02/2017; “Is Internet Pornography Causing Sexual Dysfunctions? A Review with Clínical Reports” [¿La pornografía de Internet está causando disfunciones sexuales? Una revisión con informes clínicos], Behavioral Sciences: http:// www.mdpi.com/2076-328X/6/3/17/htm. Consultado el 19/02/2017. P. Damiano, B. Alessandro y F. Carlo, “Adolescents and Web Porn: A New Era of Sexuality” [Adolescentes y pornografía web. Una nueva era de la sexualidad], Int. J. Adolesc. Med. Health (2015), 28:169-173.

3 Albert Mohler, “Hijacking the Brain: How Pornography Works” [Secuestrando el cerebro: Cómo funciona la pornografía]: http://www.albertmohler.com/2010/02/01/hijacking-the-brain-how-pornography-works. Consultado el 19/02/2017.

4 Ibíd.

5 William M. Struthers, Wired for Intimacy; How Pornography Hijacks the Male Brain [Intimidad atada con alambre: Cómo la pornografía secuestra el cerebro masculino], IVP Books, 2009, p. 76.

6 Ibíd., p. 69.

7 G. Richards y A. Smith, “Caffeine Consumption and Self – Assessed: Stress, Anxiety, and Depression in Secondary School Children” [Consumo de cafeína y personalidad: Tasa de estrés, ansiedad y depresión en los niños del secundario], J. Psychopharmacol (diciembre de 2015), 29 (12):1.236-1.247. Doi: 10.1177/0269881115612404. Epub 2015, 27 de octubre.

8 Subin Park, Yeeun Lee y Junghyun H. Lee, “Association Between Energy Drink Intake, Sleep, Stress, and Suicidality in Korean Adolescents: Energy Drink Use in Isolation or in Combination with Junk Food Consumption” [Asociación entre consumo de bebidas energéticas, sueño, estrés y tendencias suicidas en los adolescentes coreanos. El uso de bebidas energéticas en forma aislada o en combinación con el consumo de comida chatarra], Nutr. J. (13 de octubre de 2016), 15 (1): 87. G. S. Trapp, K. Allen, T. A. O’Sullivan, M. Robinson, P. Jacoby y W. H. Oddy, “Energy Drink Consumption Is Associated with Anxiety in Australian Young Adult Males” [El consumo de bebidas energéticas está asociado con la ansiedad en los jóvenes adultos australianos], Depress Anxiety (mayo de 2014), 31 (5):420-8. Doi: 10.1002/da.22175. Epub, 9/2013.